Diario de un prisionero

Diario de un prisionero

14,99

Él está allí, y donde muchos se desmoronarían, resurge.

La porción de mundo en el que está confinado no le pesa. Es más amplia que la prisión que lo acompañó a todos lados y que nunca detectó; es más benigna que la otra cárcel que lo llevó a ser quien fue; es más luminosa que el calabozo donde arrojó parte de su ser; y es más calma que la voz que gobernó el fluir de sus palabras. Sí, para él su cuerpo fue su prisión; su historia, su cárcel; sus represiones, su calabozo; y su obsesión, su dueño.

Tapa blanda 14,99€
eBook 6,99


Descripción

Él está allí, y donde muchos se desmoronarían, resurge.

La porción de mundo en el que está confinado no le pesa. Es más amplia que la prisión que lo acompañó a todos lados y que nunca detectó; es más benigna que la otra cárcel que lo llevó a ser quien fue; es más luminosa que el calabozo donde arrojó parte de su ser; y es más calma que la voz que gobernó el fluir de sus palabras. Sí, para él su cuerpo fue su prisión; su historia, su cárcel; sus represiones, su calabozo; y su obsesión, su dueño.

Cada uno de los capítulos  de este libro permite trabajar los temas que se abordan desde la psicología y la espiritualidad a través de una serie de actividades. Éstas son simples orientaciones que podrán ser recreadas desde las necesidades concretas de cada persona o grupo. Y los tópicos a desarrollar son tan amplios que el objetivo, lejos de pretender abarcarlos en su totalidad, es incentivar a cada uno a la propia profundización personal.

El camino hacia la identidad personal profunda y esencial es la búsqueda de la propia verdad personal. Es volver a confrontarnos con el desafío inscripto en el frontispicio de Delfos, Conócete a ti mismo, desde una actitud despojada de prejuicios que comienza su búsqueda diciéndose: “Yo solo sé que no sé nada”. Así se abre el camino a una verdad que contiene una promesa de liberación vital.

La pregunta sobre la propia identidad nos lleva siempre un poco más allá de nuestra habitual orilla insular de ideas y costumbres y nos impulsa a adentrarnos en un mar donde un misterio resurge y lejos de evadirse nos abarca y abre a una nueva plenitud.

Integrando la sombra y el ánima o ánimus (según el género de la persona) se prepara el camino para la manifestación de una unidad o yo superior, sí mismo o centro organizador: es la totalidad de la psique y el punto al que tiende el proceso de individuación.

En cuanto al proceso de individuación, según Jung, es el desarrollo completo del ser humano. Implica, inicialmente asumir los complejos autónomos: núcleos de imágenes y energías que están en el inconsciente y poseen una vida propia. Entre ellos destacan:

La sombra: todo aquello que somos y que para ser aceptados en nuestro entorno hemos ocultado a los demás e incluso a nosotros mismos.

La máscara: esa forma habitual de mostrarnos y con la que el yo tiende a identificarse.

El ánima: en el varón es la personificación de todas las tendencias psicológicas femeninas en la psique, tales como vagos sentimientos y estados de humor, sospechas proféticas, captación de lo irracional, capacidad para el amor personal, sensibilidad para la naturaleza y relación con el inconsciente.

El ánimus: en la mujer puede personificar un espíritu emprendedor, atrevido, veraz y en su forma más elevada de profundidad espiritual.

Author Picture

Daniel R. Genovesi

Daniel R. Genovesi nació en Venado Tuerto, Argentina. Junto a su esposa, Mercedes, es padre de dos hijas. Se formó en humanidades en las áreas de filosofía, teología, psicología y recursos humanos. Actualmente es el Obispo de la Iglesia Anglicana de Uruguay. En sus publicaciones ofrece elementos para poder desarrollar el potencial personal trabajando la problemática existencial del hombre de hoy, y ofreciendo nuevas perspectivas para acceder al autoconocimiento y a la autotrascendencia, a través de historias y testimonios personales.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Diario de un prisionero”